Claridad en el mensaje, la pequeña gran diferencia

Uno de los principales puntos al crear la estrategia de una marca es tener claro el posicionamiento, aquel mensaje que regirá todas nuestras actividades. Es crucial ser consistentes con el mensaje para definir el lugar que jugaremos el mercado y para que los consumidores nos identifiquen. La finalidad es que nuestra marca y ese atributo que nos defina se conviertan en sinónimos.

Uno de los mejores ejemplos de consistencia y mensaje claro es Smart, cuando pensamos en esta marca de autos simplemente completamos la frase “fits everywhere”. Esta marca tiene mucho más que ofrecer, por ejemplo, seguridad. Por su tamaño uno podría pensar que es frágil, por el contrario, al ser una submarca de Mercedes Benz estos han llevado su atributo base hasta Smart y lo han hecho práctico en tamaño pero con toda la seguridad de un gran auto.

Leer más de esta entrada

Anuncios