Nunca se puede ser demasiado generoso

Cuando hablamos de productos regalados o de experiencias de consumo que no te implican gastar dinero, hasta sientes que te están bromeando, ¿cierto? Pero qué sucede cuando las marcas intentan buscar en nosotros más allá de lo obvio. Hoy te platico de dos campañas que conocí hace poco (aunque una de ellas no tiene tan poquito tiempo) y que en época Navideña me parece que quedan geniales con el espíritu y los sentimientos.

La primera está a cargo de nuestro consentido: Coca-Cola. Para España, la campaña de  Navidad consistió en afirmar que la felicidad sí tiene precio, y para ser exactos, te puede costar 100 euros. ¿Cómo? El video te lo puede explicar mejor:

Leer más de esta entrada

Anuncios