¿Un cambio de imagen?

En este ámbito todos conocemos la importancia que tienen la imagen y el nombre para una marca: es su carta de presentación al mundo, y por sobretodas las cosas, la forma con la que el mercado lo va a identificar. Y aún más importante: su buena construcción permite escalar peldaños en la famosa escalera de posicionamiento de la mente del consumidor. Son tantas las cuestiones a cuidar (que sea legible, fácil de entender, traducible a otros idiomas, recordable, entendible, etc) que de pronto pareciera que encontrar un nombre o una imagen ideales se vuelven peor trabajo que encontrarle estrategias de éxito al producto.

Fuente:ideasparapymes.com

Una buena imagen, trabajada y que cumpla con los objetivos de personalidad, permite que sea mucho más familiar para el mercado recordarla. Varía mucho en percepción y gustos, pero la identificación con una marca por su imagen se da muchas veces entre el usuario y la empresa, sin ser necesariamente consumidor asiduo. Y en otras, la simple imagen atrae y convierte a un consumidor potencial en un cliente leal. Y es que se convierte hasta en un ícono de análisis: basta revisar los videos de explicación acerca de la nueva cara de Twitter o el revuelo que causó el cambio de la famosa sirenita de Starbucks.

En la parte de las formas, las teorías y la sintaxis de la imagen, mejor nos quedamos con la opinión de un diseñador experto. Sin embargo, en la parte de mercadotecnia hubo un cambio muy drástico que se dio hace un par de meses y que hasta el twitero @Dios_Padre dijo: “no los puedo dejar solos ni un minuto porque me desaparecen el Nestea…” Y es que precisamente esta marca de Coca-Cola Company de la noche a la mañana dejó de existir, y a su reemplazo entra al mercado “Fuze Tea”. El nombre nos sigue dando un aire familiar y la imagen no se aleja mucho, sin embargo, fue impresionante la forma en que se borró de cualquier tipo de canal el producto anterior.

Fuente: nestea.com – faccebook.com /FUZEtea

Y es que de pronto las marcas toman extremos opuestos: o realizan cambios que no aportan nada y sólo generan gastos (pues hay que alinear toda la imagen institucional) o realizan cambios tan drásticos que hasta se redirigen al tipo de segmento al que van, y uno de esos fue Nextel. De tener una imagen tremendamente seria y exclusiva del bussiness class (bastante feíta), de la noche a la mañana pasaron a un color y una tipografía llamativa, veraniega y enfocada a un mercado muchísimo más joven del que siempre habían atacado. Si esa era la estrategia ubicando que ese era su mercado potencial más fuerte, pues adelante; sin embargo no deja de ser un cambio que no permite a la gente ubicar a la marca rápidamente.

Regresando con Coca Cola: ¿alguien se acuerda del primer logotipo de Ciel? La marca ha pasado por muchas imágenes, lo que durante mucho tiempo no permitió un correcto posicionamiento del producto. Era muy confuso encontrar tres botellas en el mismo anaquel con imágenes diferentes, sin saber cuál era la buena. Aquí es en donde se debe de cuidar mucho la imagen que se proyecta, pues un cambio o evolución da nuevos aires a la marca y le inyecta energía y adaptación a las nuevas necesidades. Pero una voltereta tan radical, sin una estrategia que acompañe al consumidor, puede perder a muchos clientes por esa falta de identificación.

Anuncios

Acerca de @aaltuzar
Marketinera y bailaora de flamenco, en búsqueda de oportunidades para el mkt cultural. Soy Fan #1 de la creatividad … y también, una coffee junkie declarada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: