Salvador Novo: entre publicidad y un alfabeto pícaro

Siempre me ha apasionado la vida de los grandes escritores de nuestro país, tal vez porque existe muy en el fondo de mí, un interés narcisista por convertirme en uno de ellos;  los leo, los respiro, algunos se han mudado a casa-oficina y están cuando hago marketing. Encontrarle la belleza poética a la publicidad adquiere complejidad al cruzar por un momento de saturación mediática, sin embargo, la poesía se adentra a lugares con luces y a la vez con sombras, la publicidad también.

Salvador Novo, es la hechura maestra de sí, es un genio de la pluma, de la elocuencia y la creatividad, a él le debemos un amplio y fino legado en materia de publicidad y literatura mexicana, frases contagiosas aún son recordadas por nuestros padres y abuelos.

Poeta, ensayista, dramaturgo, historiador y colaborador publicitario, miembro del grupo ‘Los Contemporáneos’ y de la Academia Mexicana de la Lengua. En 1965 el presidente Gustavo Díaz Ordaz, nombró a Novo cronista de la ciudad de México. En 1967 ganó el Premio Nacional de Lingüística y Literatura, y un año más tarde la calle donde vivía fue rebautizada con su nombre.

Su vasta obra poética es un repertorio delicioso dedicado a la modernidad, los inventos del siglo XX, a las odiseas de un provinciano en el DF y por supuesto el tema que mayormente privilegió, el amor. Salvador nacionaliza el humor de vanguardia, tal vez por esta razón su labor en el marketing fue crucial para varias firmas de detergentes, revistas y otros productos de su tiempo.

En 1968, a un año de haber ganado el Premio Nacional de Lingüística y Literatura, escribió para beneplácito de todos, la obra “Apuntes para una historia de la publicidad en la ciudad de México”.

Este hombre que desafió al machismo abanderando la homosexualidad con el sentido más vivas que le imprimía a obras y entrevistas, logró mezclar sus pasiones para hacerlas parecer unidas y hermanas, nunca antes alguien lo hubiera logrado con su picardía, hizo posible la idea de la flexibilidad teórico-práctica que en nuestros días es cotidiana e ineludible.

En pocas palabras, su ejemplo constituye lo que una columna atrás advertía con las aportaciones de Eulalio Ferrer.

Tomemos lo mejor de los demás, para que ellos puedan tomar, sí así lo desean, lo mejor de nosotros, de nuestra actividad, de eso que hacemos todos los días y llamamos marketing.

Anuncios

Acerca de @ArtGlez
1 de los 100 líderes del marketing en México, según la revista MERCA2.0. Columnista a prueba de @InformaBtl

One Response to Salvador Novo: entre publicidad y un alfabeto pícaro

  1. German Ramone G. says:

    Exquisito artículo,… Me encantò.. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: