Mas allá de las Emociones

A lo largo del día estamos expuestos a una gran cantidad de información publicitaria, cualquiera que sea nuestra actividad, por todos lados nos llaman a comprar atacando a principalmente a 2 sentidos: la vista y el oído. Muchas veces esa información llega a ser demasiado confusa para nuestro cerebro que inconscientemente bloquea la entrada de datos, teniendo un rechazo. ¿Creen que los publicistas o las empresas hayan previsto esto?.
Particularmente quiero hablarles en esta oportunidad de algo de anatomía y Neuromarketing: el Arousal. ¿Qué es esto? El Arousal es el estado mental y físico en el cual el ser humano se encuentra reactivo a los estímulos percibidos en el exterior, es decir en todo momento estamos inmersos en él, lo que cambia es la intensidad de éste, y por lo tanto la percepción de estímulos. Mientras mayor sea la intensidad del Arousal más fácilmente se capta la información, a lo largo del día hay importantes cambios en él y llega a los niveles más altos cuando estamos sorprendidos, asustados o sexualmente excitados…

Los dos indicadores que más se utilizan para medir el Arousal de una persona son: La respuesta galvánica de la piel y el ritmo cardiaco, las dos se pueden medir por medio del Biofeedback. Toda información cotidiana que se percibe crea un cambio directo en las sensaciones, por ejemplo cuando se resuelve un problema la sensación cambia de irritación a alivio, lo podemos observar en el siguiente cuadro..

En las mayoría de las emociones que tenemos derivadas de alguna situación, la intensidad del arousal aumenta y somos mas receptivos a la información que obtenemos, de ahí la importancia de apelar a las emociones. Muchos anuncios y estrategias se enfocan en provocar emociones como relajación o felicidad, sin embargo, está comprobado que emociones como el miedo o angustia provocan un aumento en el arousal mayor. No estoy proponiendo que los anuncios sean terroríficos y que causen miedo, simplemente que el evocar estas emociones causaría mejor asimilación del mensaje. Una persona puede tener un arousal muy elevado al enterarse de que ha ganado la lotería, pero puede ser igualmente alto al recibir la noticia de la muerte de un familiar, son los dos estados máximo euforia y pena (tristeza no vergüenza).  En un estado de  arousal alto es más fácil obtener mejores resultados o rendir más en un esfuerzo físico.

Existen muchas cuestiones físicas en los individuos que muchas veces las empresas no toman en cuenta, las emociones no únicamente deben utilizarse porque si, pues existen cuestiones que van más de lo racional, de lo perceptible.

Quiero suscribirme a HazMerca y recibir los artículos en mi e-mail!

Anuncios

Acerca de @Said_Morales
Mercadólogo necio, crítico pero amable | Co-fundador de @HazMerca | Conocedor de Neuromarketing y Sense mkt | una vez platiqué con una ardilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: