¿Alguien conoce a La Gente?

Hace algunos días estuve presente en una ponencia de marketing político, y en plena discusión, surgió la pregunta de que si la población michoacana se había visto influenciada por haber traído artistas  a los cierres de campaña para otorgarle su voto a un partido. Dentro de las respuestas, se  escuchaba mucha referencia a un personaje: La Gente. ¡Famosísimo! todo mundo lo mencionó: “La Gente sí estaba influenciada”; otros decían: “La Gente no estaba influenciada”. “La Gente estaba agradecida” o por el contrario,  algunos aseguraban que “La Gente” estaba molesta”. Ah, y el más padre: “La Gente” en redes sociales dijo…”. Pero ¿quién es “La Gente”?¿qué hace “La Gente”? ¿Lo encuentro en Twitter como @lagentedice?

Los que estamos inmersos en la merca día a día, sabemos la importancia que tienen los datos y la información que nos proporcionan instrumentos como el brief o la investigación de mercados (que aunque no nos encanten, los datos cuantitativos son los que más respaldan). Pero algunas veces (a mí al menos en más de un proyecto me sucedió) nuestras ideas de trabajo se basan en un “muchos”, “algunos”, “ellos”, “la gente”… que no nos da lineamientos certeros ni objetivos y provocan anuncios o campañas de esas que no queremos volver a ver.

Creo que el problema inicia cuando las marcas o los líderes de proyecto caen en la  generalización. Esta situación, inevitablemente nos lleva a problemas de percepción en cuanto a los gustos, preferencias y comportamientos del consumidor. Efectivamente,  tampoco existe un nicho de mercado que sea completamente homogéneo y a la vez, tremendamente rentable para una marca, pues todo es cuestión de equilibrio en números. Sin embargo, el entender que una persona puede compaginar en más de un segmento, debe ser trabajado por las marcas.

Algo que en lo personal utilizo en mi trabajo y en el día a día cuando de análisis se trata,  es que, además de medir cuestiones ya conocidas como las demográficas o las socioeconómicas, se debe ubicar mercados en un tablero de juego, que semejando burbujas, comienzan a crecer, empatar y embonar unos con otros en diversos aspectos; formando esos nichos emergentes que considero, mucho contribuyen al crecimiento de nuevas marcas. De esta manera, podemos eliminar al famoso “la gente” y traducirlo a algo certero, medible, con características de comportamiento específicos, con gustos y deseos reales; que logre que las marcas enfoquen adecuadamente sus esfuerzos de comunicación.

Quiero suscribirme a HazMerca y recibir los artículos en mi e-mail!

Anuncios

Acerca de @aaltuzar
Marketinera y bailaora de flamenco, en búsqueda de oportunidades para el mkt cultural. Soy Fan #1 de la creatividad … y también, una coffee junkie declarada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: