Porque todos tenemos muchas historias que contar, que vender…

Existen tantas cosas que llaman mi atención, que si me pides que escriba acerca de algún  tema que me guste, seguramente descifrarás en unas cuantas cuartillas, mis gustos, mis distintas pasiones y filosofías, que por ser tan variadas, verás que no tienen nada que ver en lo absoluto. Aunque creo, que eso me hace ser una persona interesante, te diré por qué…

Alguna vez oí decir que en el mundo, hay pocas personas que sabe bastante de un tema, gente especializada que conoce “de algo” de la A… a la Z. Con eso no quise sonar a monopolio, aunque así lo fuese, me refiero a que por qué saber mucho de un tema u oficio en especial, si hay tantas cosas de las que puedes conversar y maravillarte en este mundo.

Por ejemplo, Leonel Messi es el mejor futbolista (de eso no hay duda), es un icono mundial, endorsement de la marca adidas, capitán de la selección Argentina, un referente en cuanto a fútbol se trata, pero ¿quién nos dice que no es también el mejor jugador de ajedrez en el mundo? o a lo mejor es el presidente del club de fans de los cuentos de Mario Benedetti, puede ser el joven que cuenta con más en millas en cierta aerolínea o puede pertenecer a una familia de nobles “tangueros” y es muy bueno bailando al son de Carlos Gardel. No hay que descartar que puede ser el segundo mejor cantante de karaoke a nivel nacional o el bajista de “Los Changos fresas” (banda de punk argentino que mezcla los ritmos africanos) ¿por qué siempre tiene que estar en los primeros lugares?, puede ser el decimonoveno lugar del “ya tradicional” juego de canasta en casa de la familia Roccuzzo (apellido de la novia en curso), y eso le puede llenar más que ser alabado por todos. Obvio, aquí no entra la felicidad económica que le genera ser un embajador de marcas premium que cuentan con un word of mouth increíble, pero gracias a esto encontramos una interrogante de mucha importancia ¿eres feliz con lo que haces o eres feliz por lo que te pagan mejor? En fin creo que también debe de tener otras historias interesantes que contarnos, ¿por qué no saber de ellas?, a mí, sí me interesarían.

El manejo único “de algo” te hace ser un líder, sí un líder, pero a corto plazo. Un líder sistematizado, plano, ortodoxo, con pocas herramientas para la defensa de otras, en éste caso habilidades que puedan apagar la mecha de nuestro triunfo pasajero, pero ¿quién se fija en eso? la respuesta es: nadie. “Apenas comemos y ya se nos olvida el hambre”, el chiste es pensar constantemente en un sin fin de cambios que nos pueden acechar en cualquier momento, malos o buenos, estando en lo más alto de la cima o a ras de suelo, buscar diferentes soluciones a éstos, basándose en la percepción y en los diferentes tipos de plantación de un problema, sólo así seremos seres más productivos, versátiles y cosmopolitas.

Siguiendo con el ejemplo del tan afamado jugador de fútbol, me nace otra pregunta ¿qué le depara en unos cuantos años el destino? La respuesta sólo él la puede contestar; en mi opinión les puedo decir que su futuro está garantizado, bueno… el de sus hijos y los hijos de sus hijos. Económicamente no existirá problema alguno, pero ¿qué tal en el amor?, podría ser muy sensible y morir de amor (de hecho, a la fecha no conozco a nadie que haya muerto de eso, pero él puede ser el primero, ¿y si es el mejor en eso también?)[música de suspenso en el fondo] ¿y si se lesiona a mitad del partido en la copa América y no queda bien?. Preguntas maliciosas existen muchas, pero quién nos dice como se hacen las cosas, nadie.

Regresando a las primeras líneas, todo lo escrito en los párrafos de arriba, culmina con un  “hay que aprender de todo”, ser todólogos,  sólo así sabremos para que estamos hechos, para qué destacamos y qué es lo que más nos gusta hacer.

Por eso recomiendo hacernos un simple pero muy efectivo análisis FODA, que nos resuelva la incógnita que las madres siempre se preguntan, bueno… hablo por mí, recuerdo me decía -¡eres un bueno para nada!- ¿soy un bueno para nada? o a lo mejor ni para eso soy bueno.

Debemos de estar seguros de qué es lo que en verdad queremos y darle prioridad a las cosas, saber hacia dónde vamos, para estar mejor preparados.

Aquí les dejo un video de TED Ideas worth spreading en el cual nos explica como hay que ser héroes incluso en esas pequeñas cosas que nadie nota.

Aclarado eso, recuerden que somos reemplazables y si no queremos ganar tres pesos, hay otras setenta personas que si lo harán, así que como en mi última conferencia que impartí en la hermosa Ciudad de Oaxaca con los Magnus McCoy, terminé con dos frases que decían así: “Prostitución laboral” (hay que empezar a trabajar desde la escuela, desde trainee, sin paga, o en las empresas familiares, sólo así tendremos la experiencia que el mundo laboral requiere) y “¿y tú qué quieres ser: micro, pequeña, mediana o grande empresa?” haciendo la comparación de nosotros con las PyMES. En nosotros está el esforzarnos cada día y ser más “chinguetas” mejores en cualquier situación, ante cualquier competidor, aunque a veces nosotros somos nuestra peor competencia.

Culmino con un ¿y tú, cuánto vales? 

Dudas o comentarios a @chuckutropolis y recuerden darle de tomar SUEROX a sus hermanitos o a sus hijos cuando estén crudos. #casosdemercadotecnia

¿Quiéres recibir más artículos como este directo en tu mail? Da click aquí y HazMerca

Anuncios

Acerca de chuckutropolis
Encontrándole a la vida la felicidad desde 1982.

3 Responses to Porque todos tenemos muchas historias que contar, que vender…

  1. Alfredinho says:

    Que gusto leerte compadre, al punto e inolvidable lo de “prostitución laboral”. Aunque pienso que estás dejando de fuera otra opción, empezar una idea de negocio que a ti se te ocurra, todos vemos que hay cosas que están funcionando mal y tenemos una solución para eso ¿por qué no tomar esa opción?

    Y la charla de TED, excelente detalle.

    No existe el futuro, existen las acciones.

    • Claro… lo de empezar una idea de negocio, también se contempla, aunque estoy más enfocado a personas jóvenes que a lo mejor están empezando la carrera, y no contamos con una solvencia económica efectiva, por eso los invitaba a hacerle publicidad o planes estratégicos de mercadotecnia a empresas familiares, de seguro tenemos un tío, o un primo que tiene una comida corrida, un puesto de frutas o un “changarro” de garnachas, recuerda que desde el sexenio de FOX todos desde un lavacarros es una empresa. Pero vamos a discutirlo en el próximo post ¿va? ¡Chingón mi hermano! estamos en contacto.

  2. Pingback: Con mercadotecnia, sácale jugo a esta temporada de lluvias « hazmerca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: